Tu medio cupcake: Bizcocho Perfecto (parte 2): Cómo preparar la masa y el molde

11 diciembre 2013

Bizcocho Perfecto (parte 2): Cómo preparar la masa y el molde


tarta-crema-de-orujo-layer-cake

Hace unos días publiqué un tutorial sobre el Bizcocho Perfecto (parte 1), donde os comentaba algunos ingredientes y consejos que podían convertir nuestro bizcocho de siempre en un súper bizcocho esponjoso.

Hoy traigo la segunda parte con un paso a paso del proceso para conseguir ese bizcocho ideal y perfecto que acabe gustando a todo el mundo.

No es nada difícil, al contrario, es muy muy sencillo, simplemente nos tenemos que organizar un poco! jeje

TUTORIAL PASO A PASO: BIZCOCHO PERFECTO


1. Preparación de la masa:

1.1. Receta 

Antes de empezar a hacer nada leeremos la receta que queremos hacer, no tan solo los ingredientes sino todo el proceso a seguir. Es importante saber lo que vamos a necesitar a lo largo de todo el proceso, ya que sino, a media receta, nos podemos dar cuenta de que falta algo.


1.2. Ingredientes

Pesaremos/mediremos de forma exacta todos los ingredientes dejándolos listos antes de empezar, así no habrá peligro de que se nos olvide nada por el camino.


1.3. Ingredientes secos

Los ingredientes secos se encargan de dar "estructura" a nuestro bizcocho y SIEMPRE deben estar tamizados para evitar que se formen grumos en la mezcla.


1.4. Temperatura de los ingredientes para el bizcocho

Generalmente, en la mayoría de recetas nos indican que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. Por lo tanto, la mantequilla, los huevos y la leche (por hablar de los básicos) también DEBEN estar a temperatura ambiente (a quién no se le haya olvidado nunca que levante la mano!).

En verano, con sacarlos de la nevera 10 minutos antes ya será suficiente, en cambio en invierno deberemos ser más previsores...

En el caso de la mantequilla, si tenéis un poco de prisa podéis cortarla en daditos para que coja la temperatura más rápido. Y si tenéis mucha mucha mucha muchísima prisa, podéis "calentarla" un pelín en el microondas, pero con infinito cuidado y sólo unos segundos que sin daros cuenta tenéis mantequila semi-líquida!! (esta última opción es bastante un poco chapucillas y algo peligrosa... así que ante todo previsión!!! jajaja)


1.5. Incorporación de los ingredientes

Añadiremos los ingredientes en el mismo orden que nos indique la receta y tal y como nos lo diga (poco a poco, de una sola vez, etc.), ya que de ello dependerá que se integren de forma correcta.

En el caso de las masas cremosas (en las que no hay que montar claras), no deberemos sobrebatir la masa sino que dejaremos de batir justo en el momento en que ya esté todo integrado. Esto es muy importante, ya que si batimos más de la cuenta nuestro bizcocho perderá parte de su esponjosidad. 


1.6. Batido o incorporación de aire para masas aireadas

Hay bizcochos en los que es necesario montar previamente las claras (aquí tenéis un tutorial sobre cómo montar claras) con el objetivo de que aumenten su volumen y aporten una mayor esponjosidad.

Durante su batido lo que hacemos es añadir pequeñas burbujas de aire que después, en el horneado, se expandirán y harán crecer nuestro bizcocho. En este caso es especialmente importante que los huevos estén a temperatura ambiente, ya que así obtendremos un mayor volumen, es decir, tendremos más burbujas y por lo tanto nuestro bizcocho será más esponjoso después.

2. Moldes:

2.1. Tipo y tamaño de molde

En el tutorial anterior ya hablamos de los tipos de moldes, pero no es importante únicamente el material, sino también el color. Los metálicos, por ejemplo, generalmente los encontramos en color plateado o negro.

Estos últimos, precisamente por el color, acumulan más calor, por ello es recomendable bajar la temperatura de horneado entre 10º y 20º.

Otro detalle importante es el tamaño. Si en la receta se indica que las cantidades son para un molde de 15 cm. lo más recomendable es hacerlo en un molde de ese mismo tamaño, ya que por la cantidad final de masa que obtendremos es el que mejor nos irá a la hora de hornearlo para que el resultado sea el ideal.


2.2. Preparación del molde

Sea del tipo que sea SIEMPRE será imprescindible engrasarlos adecuadamente ya que nos facilitará la tarea de desmoldar nuestro bizcocho.

Para ello, recubriremos por completo el interior de nuestro molde con mantequilla (la opción más habitual), margarina, aceite...

Si no queréis hacerlo directamente sobre el molde, también podéis cubrir las paredes con papel de hornear y después engrasar sobre el papel.


2.3. Incorporación de la masa al molde

Normalmente no habrá mucho misterio. Una vez tengamos el molde engrasado le añadiremos la masa y fin, ella misma se "distribuirá" uniformemente.

En el caso de las masas menos cremosas tendremos que "ayudarlas", distribuyéndolas por todo el molde con una espátula o similar y alisando la parte superior antes de meterlas en el horno.

Si queréis hacer un bundt cake, donde generalmente hay muchos "recovecos", en esta receta podéis ver algunos consejos a la hora de incorporar la masa al molde bundt.


Y pretendía publicar todo el proceso hoy, pero está siendo una entrada larguísima y aún me queda hablar del horneado... así que lo dejo aquí para que no se haga infinito!

En el próximo tutorial publico lo que falta, que además el horneado es una parte "delicada" donde a veces fallamos y no sabemos muy bien por qué. 

Espero que os sirva!

Besitos x 1000 y que tengáis un miércoles estupendo!!


También puedes seguirme en...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
PINTEREST